Revancha a la vista

RUSTENBURGO, Sudáfrica._ Estados Unidos vive un proceso de ‘cazafantasmas’. Ya espantó algunos en primera ronda y ya incrustado en octavos de final se dispone a borrar otro: este llamado Ghana.

El antecedente cercano dice que hace cuatro años en Nuremberg, el cuadro africano apeó del camino mundialista a Estados Unidos. En esa oportunidad un 2-1 en contra, merced de un error trágico de Claudio Reyna, fue suficiente para que el cuadro dirigido por Bruce Arena quedara fuera del camino a la segunda ronda.

Hoy las cosas son diferentes antes de un nuevo enfrentamiento entre ambas selecciones. EE.UU. llega como favorito, como invicto y con una generación que invita a ilusionarse.

Este sábado los estadounidenses tienen la gran opción incluso de sumar un objetivo poco previsible antes de iniciar la Copa: llegar a cuartos de final, en el que enfrentarían a Uruguay o bien Corea del Sur.

Ghana no es un flan, aún cuando fue segundo de su grupo detrás de Alemania. Sus figuras, iniciando por Sulley Muntary y Stephen Appiah, pueden complicarle la existencia al equipo estadounidense, si este sale con exceso de confianza.

“No nos hemos puesto a pensar hasta dónde podríamos llegar. Nuestro objetivo es vencer a Ghana. Luego si lo conseguimos, el punto sería ir por cuartos de final y entonces ya pensar en la final”, sostuvo Carlos Bocanegra.

El juego entre Estados Unidos y Ghana a realizarse en Rustenburgo es un juego atrapante para la gente que sigue el buen fútbol.

“Hemos dado espectáculo. Seguimos invictos y tenemos un cuadro sin complejos. Nunca nos hemos tirado atrás. Somos un equipo frontal y eso le agrada a la gente”, puntualizó Jozy Altidore.

La buena noticia para el cuadro estadounidense es que Robbie Findley ya está habilitado para jugar, luego de cumplir con un juego de suspensión.

El estadio Royal Bafokeng de Rustenburgo también le trae buenos recuerdos a los “Bradley Boys”. Fue en esa cancha en donde iniciaron la remontada histórica de la Copa Confederaciones de 2009 y también en ahí debutaron ante Inglaterra con un 1-1 que los dejó con vida. Sudáfrica le viene bien a Estados Unidos, y Rustenburgo aún más.

¿Jozy, es más peligroso Ghana que Inglaterra, Eslovenia y Argelia?

“No es más peligroso, pero de igual manera nos puede dejar fuera. Este partido no puede tomarse a la ligera. Ellos están de alguna manera fungiendo como local, pero también nosotros hemos recibido el apoyo de toda la afición local. Nos han acuerpado muy bien, sobre todo por la imagen que dejamos en la Copa Confederaciones de 2009”.

Para el líder de este equipo, Landon Donovan, el esfuerzo conjunto ha sido una prueba inequívoca de que “juntos todo es posible”.

“Para mí es un orgullo el formar parte de este grupo. Todos son grandes compañeros y tiene mucha ambición y eso hace que la motivación se dispare, vamos por todo ante Ghana”, finalizó Donovan.