Philadelphia sufre la ausencia de Mondragón y Le Toux según Carlos Valdés

Carlos Valdes 2012

Photo Credit: 
Getty Images

NUEVA YORK – En las cinco fechas transcurridas de la actual campaña, el Philadelphia Union no ha demostrado ser ni la sombra del equipo que fue en la temporada anterior.

Aquel plantel fuerte e imponente, muy concentrado, organizado en sus líneas, de gran potencia ofensiva y con una motivación al tope del 2011 contrasta con el de la actualidad, ya que en este 2012 el Union pasó a ser un cuadro flojo, errático, sin profundidad y con una desmotivación total.

¿La razón?, los múltiples cambios que afrontó el cuadro dirigido por Peter Nowak durante el receso de temporada.  El Union realizó un sinnúmero de movimientos en su plantel principal que en lugar de fortalecer la excelente labor realizada en 2011, cuando el equipo llegó por primera vez en su historia a los Playoffs, la decreció a tal punto que en cuatro partidos disputados apenas acumulan un punto.  Y el panorama no parece muy alentador.

“No hemos tenido un buen inicio de campeonato.  Y obviamente ha sido algo frustrante,”, dijo el defensa colombiano Carlos Valdés en el podcast Tiro Libre de FutbolMLS.com.

“Sabemos que se debe a todos los cambios que tuvimos al interior del grupo hablando en este caso de algunos jugadores que se fueron y los jugadores que llegaron, y que hoy por hoy apenas se están adaptando al sistema del equipo y conociendo la liga”, acotó.

Para Valdés, uno de los problemas principales es la dificultad en la adaptación de los nuevos refuerzos - Josué Martínez, Porfirio López, Leonardo Pajoy, entre otros - quienes aun no logran encontrarse y acoplarse a la nueva cultura y a su nuevo equipo completamente.

“No es fácil venir al futbol de los Estados Unidos”, dijo Valdés.  “Creo que es un cambio bastante notorio para todos los que venimos de los países de Sudamérica y Centroamérica, creo que ese ha sido el caso de los muchachos que han llegado, y la otra cosa es que son jugadores jóvenes.  Creo que hemos pagado el precio cometiendo errores a causa de esa misma juventud”.

Con apenas una temporada en la MLS a cuestas, Valdés es un claro ejemplo de lo que una inmediata adaptación significa.  En su primera experiencia en la liga estadounidense con el Union, el ex Independiente de Santa Fe creó un impacto inmediato, que lo llevó a ser uno de los defensas más sólidos de la liga; esto debido a que estaba rodeado de jugadores de mucha experiencia.

“Hablando del año anterior, cuando yo tuve la oportunidad de venir acaba teníamos jugadores con mayor experiencia, que sabían manejar ciertas situaciones dentro del terreno de juego, y sabían manejar partidos para no cometer ciertos errores”, señaló Valdés.

“Han sido un colectivo de cosas que no han permitido que un equipo arranque como todos esperábamos”.

Pero si a esto se le suma el hecho de que los remplazantes de los jugadores que se fueron no dan la talla, es un agravante más que tiene al Union en el limbo.

Aun cuando dice que ningún jugador de fútbol es indispensable, Valdés reconoce que el equipo ha sufrido mucho las ausencias de dos jugadores que fueron fundamentales en el Union 2011: el experimentado portero colombiano Faryd Mondragón – quien en el receso de temporada rescindió contrato con el club para retornar al equipo de sus amores Deportivo Cali – y la del delantero francés Sebastien LeToux – quien ahora defiende lo camiseta del Vancouver Whitecaps.

“En el caso de Faryd y en el caso de Sebastien, fueron jugadores que aportaron muchísimo, y hoy estamos pagando el precio de no tenerlos”, reconoció Valdés.

“[Estemos] tratando de encontrar un balance, y de encontrar jugadores que cumplan con ese rol que ellos cumplían el año anterior”.

Aun así, Valdés guarda la esperanza de que las ocas para su equipo mejoren y confía en que el nivel de sus compañeros irá creciendo a mediada de que pasen las fechas.

“Hoy tenemos buenos jugadores, buenos delanteros para remplazar a Sebastien, y un gran arquero para remplazar a Faryd.  Obviamente creo que el rendimiento irá mejorando a través de los partidos, simplemente creo que es cuestión de tiempo, de que tengamos confianza en nosotros mismos”, dijo Valdés.

“Yo estoy seguro que vamos a encontrar el camino para corregir ciertas cosas y buscar los buenos resultados, y estoy seguro porque lo hablamos dentro del grupo y estamos trabajando fuerte, y cuando trabajas pensando en esa forma las cosas se van a dar en su momento”.

Philadelphia Union vuelva a la acción este fin de semana, cuando el sábado, 14 de abril reciba en el PPL Park a Columbus Crew a partir de las 3:30 p.m. ET.