El diminuto Hoppenot está contento por ser llamado una molestia

Hoppenot está listo para molestar no solo a sus compañeros sino también a… Nelson Rivas.

Antoine and Hack at YSC

Photo Credit: 
Greg Carroccio

Antoine Hoppenot no necesita motivación extra.

No necesita charlas motivantes u otra razones para que sea ultra-competitivo.

El pequeño Hoppenot, con a penas 5-8 pies y 155 libras, está muy motivado. En cada entrenamiento. Cada juego amistoso. Cada juego oficial. Lo toma con tanta intensidad que cualquier entrenador lo quisiera tener en su equipo.

De hecho, los compañeros de Hoppenot le han dicho “fastidioso,”  “parásito” y “repugnante” durante los entrenamientos.

Hoppenot lo toma como un cumplido. Debería.

Ver: Nelson Rivas headbutts Antoine Hoppenot

“Estoy listo para salir a cada entrenamiento y demostrar,” Decía Hoppenot luego de un sesión de entrenamiento en YSC Sports. “Los jugadores que trajimos fueron los adecuados. Tenemos delanteros de área con más experiencia. Me encanta jugar junto a un atacante grande porque me ayuda a seguir trabajando duro… Siempre he jugado en equipos con poca reputación. Mi club no era reconocido y luego jugué en la liga Ivy."

“No es necesariamente una conferencia que tenga reconocimiento por sus jugadores. Siento que siempre he tenido que luchar por mi puesto. Eso es lo que me gusta y quiero hacer. Me gusta la competencia y salgo a luchar por todo. Cada entrenamiento lo veo como un partido oficial.”

El atacante brilló en su temporada de novato. Terminó con cuatro goles y una asistencia en 25 partidos. Más que los números, Hoppenot probó ser esencial por su ética de trabajo y habilidad para promover energía mientras que se veían resultados en la cancha.

También saca de sus casillas a los rivales.

Había codazos y hasta un cabezazo que le dio el defensor de Montreal Nelson Rivas en Agosto que le causó una fractura de nariz.

 Hoppenot se desplomó como si ya hubiera hecho eso en el pasado.

Ahora está emocionado por comenzar su segundo año en la MLS.

“Ayuda mucho,” dijo Hoppenot sobre su experiencia del año pasado. “Ahora se en lo que me estoy metiendo. Sé que quiere el entrenador y los otros jugadores. Ya jugué con ellos la temporada pasada así que se donde estarán y saben donde quiero el balón. Es fantástico dentro y fuera de la cancha porque ya hice relaciones con mis compañeros. Y continúo haciendo esas relaciones.”

“Solo llevo unos cuantos días pero se siente la diferencia cuando estás en tu segundo año. Ha sido muy bueno todo hasta ahora. El año pasado fue genial. Quiero arrancar de ahí y hacer de este año mejor todavía.”

Hoppenot anotó 26 goles y 15 asistencias en sus años de fútbol colegial con Princeton. Llegó a Philadelphia como la escogencia 51 del Draft Suplementario. Hoppenot marcó por primera vez en la MLS en la victoria 4-0 ante el Sporting Kansas City el 23 de Junio en el PPL Park. Sumó uno más el 8 de Julio contra Toronto. Pero su primer gol con la camiseta del Unión fue en los cuartos de final de la copa US Open ante el DC United en Boyds, MD.

Cuando John Hackworth tomó las riendas del equipo en Junio, Hoppenot levantó su juego. Había confianza entre Hackworth y Hoppenot.

“Fue increíble,” dijo Hoppenot sobre su relación con Hackworth. “Incluso cuando estaba Nowak, (Hackworth) hablaba conmigo y me decía que estaba conmigo, que estaba tratando de meterme en los 18. Incluso como asistente mostró tener confianza en mí. Siempre he sentido eso, se lo agradezco. Es algo que no siempre pasa y depende del entrenador que tengas. Soy muy afortunado y le debo mucho a él.”

Hoppenot fue titular en tres partidos y espera ser un jugador de 90 minutos consistentemente. Sin importar las circunstancias, se prepara de la misma manera.

“Entreno de la misma forma sin importar lo que pase,” dijo Hoppenot. “Salgo a entrenar y prepararme todos los días de igual manera. En los partidos si sé que voy a salir de titular o voy desde el banco cambia un poco la mentalidad. Si salgo titular me cuido un poco durante los entrenamientos. De verdad es la misma preparación semana tras semana.”

“Una de mis cualidades es saber cuando correr, cuando aparecer y cuando retroceder. No soy más fuerte pero uso mi fortaleza con inteligencia y me es más fácil llegar a los balones. Todo esto es importante para prepararme día a día.

No dejó de prepararse luego de su temporada como novato. Simplemente continuó.

“Estuve en Philly y jugué de cuatro a cinco días por semana,” dijo Hoppenot. “Tomé unas vacaciones… pasé una semana en Chicago y unos días en Londres. Fue refrescante. En Londres fui a ver al Arsenal y al Liverpool. Fue bueno quedarme en modo fútbol.”

Contacta al escritor del Unión Andy Jasner al andy.jasner@yahoo.com

Traducido por Julio Vinciguerra