Un vistazo a la Victoria del Unión ante el Seattle Sounders en la apertura del PPL Park

...El Unión sacó una victoria por 3-1 ante Seattle para inaugurar el PPL Park

 

Junio 27, 2010.

Philadelphia Union vs. Seattle Sounders FC en un partido que según el blog Philly Soccer Page fue: “el momento en el que todos vamos a ver hacia atrás y decir que ahí comenzó todo.”

El Unión abrió el PPL Park, estadio de 18,500 asientos a las orillas del río, con una remontada que terminó 3-1. Goles de Sebastién Le Toux, Fred y casi al final del partido de Danny Mwanga, fue un partido dominado por el Unión. Fue totalmente distinto al primer partido de la temporada donde fueron batidos en la Emerald City.

A pesar de estar dominando el Unión estaba abajo del marcador ya que el atacante de Seattle Pat Noonan marcó un gol antes del medio tiempo. Noonan remató una pelota que estaba suelta y entró por debajo del brazo de Seitz.

Sin embargo, el Unión respondió con tres dianas, todo comenzó con el empate de Le Toux en el minuto 55, pero Seitz paró un penalti que le negó a Noonan aumentar el marcador en el minuto 60.

Ambas jugadas hicieron que el público se volviera loco, con un estadio repleto.

Hay que recordar que el portero del Sounders Kasey Keller estaba en un gran día aunque el resultado final no lo demuestre así. Keller tuvo nueve paradas, incluyendo el desvió del tiro del mediocampista brasileño Fred a los 71 minutos, seguido por la salvada sobre el antiguo atacante del Unión ahora comentarista Alejandro Moreno un par de minutos después.

Sin embargo, hay que acotar que Keller no tuvo tanta suerte al minuto 79 contra Fred, que definió un centro de Le Toux. Cinco minutos más tarde el atacante novato Mwanga cerró el partido.

La victoria significó tres puntos, pero también hizo que el Unión ganara sus dos partidos de inauguración en casa. Dos meses antes el equipo despachó al D.C. United 3-2 ante 35,000 personas – incluyendo al vice-presidente de los Estados Unidos Joe Biden – en el Lincoln Financial Field.

Resumen del Partido

Traducido por Julio Vinciguerra